sillas de coche para bebes

Sillas de coche para bebés: todo lo que necesitas saber

Uno de las compras más importantes que vamos a tener que hacer, es la silla para el coche adecuada para nuestro bebé, y por supuesto, cual es el modelo adecuado en función de su edad a medida que vaya creciendo.

¿Qué es lo primero que tenemos que buscar en una silla de coche?

Qué tenga la etiqueta naranja de homologación con la norma europea ECE R44 que garantiza que la silla cumple con los requisitos de seguridad establecidos en la norma.

¡OJO! Hay que llevar al niño en sentido inverso a la marcha al menos hasta que tenga 2 años de edad. El riesgo de sufrir lesiones por parte del menor se reduce adoptando esta sencilla medida. Nunca hay que viajar con un niño de una altura inferior a 1,35 metros (mejor si son 1,50 metros) sin que lleve su silla adaptada a su peso y talla. Siempre hay que consultar las especificaciones de cada modelo, ya que pueden variar enormemente (¿Se pueden colocar hacia atrás?).

¿Cuales son los distintos tipos de grupos de la sillas para coches?

Tenemos Grupo 0, Grupo 0+, Grupo I, Grupo II y Grupo III. Algunas sillas pueden cumplir los requisitos de varias categorías.

Te puede interesar:  ¿Son las sillas de coche para niños que abarcan varios grupos una buena idea? o 5 errores que se cometen con las sillas de coche para niños y bebés

Sillas infantiles: Grupo 0 (de 0 a 10 kilos)

Se trata de un capazo especial para recién nacidos, y para bebés de hasta 10 kilos de peso. Se instala en el asiento posterior del coche, en posición transversal, por lo que el niño esta colocado con la cabeza hacia el interior del vehículo. La mayoría de la gente opta por ir a la categoría 0+ (maxicosi).

Sillas infantiles: Grupo 0 y 0+ (de 0 a 13 kilos)

Con este grupo de sillas vamos a poder llevar al bebé en la parte delantera o trasera del coche, con la condición que el airbag del copiloto este desconectado.  La silla siempre se coloca en sentido opuesto a la marcha y va anclada al vehículo.

maxicosi

Maxi-Cosi 61705941 Cabriofix – Silla de coche (grupo 0+, hasta 13 kg, de 0 a 12 meses aproximadamente) por unos 160 euros.

Sillas infantiles: Grupo I (de 9 a 18 kilos)

Con estas sillas (sujetas al coche), una vez que el niño ya es algo más mayor, va sujeto a la silla mediante un arnés. Es importante ajustar los componentes de la silla a las necesidades y tamaño de nuestro hijo, para que no vaya muy holgado. Se recomienda llevar al niño en sentido inverso a la marcha.

Sillas Infantiles: Grupo II (de 15 a 25 kilos)

Estas sillas disponen de un elevador con respaldo que nos va a permitir adaptar el cinturón del coche a la posición de nuestro hijo para que vaya correctamente abrochado. Con estas sillitas el niño puede viajar en el asiento delantero o trasero, y en el sentido de la marcha.

Sillas Infantiles: Grupo III (de 22 a 36 kilos)

La última fase de este tipo de sillas es la numero III. Disponen de un cojín que eleva al niño y le ayuda a utilizar el cinturón. Puede situarse en las plazas delanteras como traseras en el sentido de la marcha del vehículo.

Lo normal es comprar una buena silla que cumpla los requisitos de los tres grupos.

recaro-silla-coche

 

Recaro Young Sport Hero – Silla de coche, grupo 1/2/3, color grafito por 199 euros

Te puede interesar:

¿Cómo sujetamos la sillita al coche? ¿Qué es IsoFix?

Otro termino más que añadir a nuestro manual de padres: IsoFix (International Standards Organisation FIX).

Se trata de una norma internacional que garantiza la máxima seguridad a la hora de instalar la silla de coche de tu bebé y ofrecer una mejor protección en caso de accidente.

Desde el año 2006, todos los vehículos que disponen de homologación ECE tienen que venir equipados con anclajes IsoFix y puntos de enganche superiores.

Con los anclajes IsoFix conseguimos que sea muy sencillo enganchar correctamente la silla al chasis del coche. Es muy importante comprobar si nuestro coche cuenta con el sistema IsoFix y sí la silla es compatible con el sistema.

Nos podemos encontrar con 3 tipos de sistemas IsoFix:

  1. Universal: Con 3 anclajes IsoFix, a partir de 2006 los coches vienen con este sistema. Se puede utilizar para sillas de coche orientadas hacia delante (grupo 1 y superior)
  2. Semiuniversal: Con 2 anclajes IsoFix y una pata de apoyo. Las sillas orientadas hacia detrás (grupo 0+) sólo pueden engancharse si disponemos de este sistema.
  3. Dependiendo de tu coche: 2 anclajes IsoFix transformables en el sistema universal si añadimos un enganche superior con correa.

Sillas de paseo y cochecitos de bebé: glosario de términos

1.-Mango ajustable

Si diferentes personas van a utilizar la silla de paseo, vale la pena comprar un modelo con un manillar ajustable: podremos ajustar la altura del mismo. La elección de una silla de paseo con asas que miren hacia adentro puede ayudar a mantener la muñeca en una posición más natural y a empujar la silla de manera más cómoda.

2.-Sillas de paseo con neumáticos de aire

Cómo los neumáticos de bicicleta pero más pequeños. Absorben mejor los golpes de terrenos irregulares. Sin embargo, pueden ser un verdadero dolor de cabeza si tienes un pinchazo. Muchos vienen con bomba incluida (es igual que la de las bicis). Vale la pena hacerse con un kit de reparación de pinchazos.

Te puede interesar: Las 6 sillas de paseo y carritos de bebé más baratas

3.-Frenos

Una buena silla de paseo tendrá frenos que son fáciles de utilizar y quitar. Algunos cochecitos tienen pedales de freno que sobresalen algo y que pueden quedarse atrapados en las escaleras cuando se sube o se baja con el carrito. Una barra de conexión entre los frenos puede obstruir los pies al caminar.

4.-Carritos plegables

El pliegue en forma de acordeón y el de tijera son los más populares, sobre todo en las sillas de paseo. Otras se pliegan en tres o más segmentos.

Las sillas de paseo con un buen mecanismo de plegado pueden marcar la diferencia entre plegarlas con un simple movimiento de la mano con tu bebé puesto en la cadera, o tener que poner a tu bebé en otro sitio mientras luchas contra el carrito. Busca cochecitos que se puedan manejar con una sola mano.

5.-Soportes para piernas

Los niños más pequeños que alcanzan el reposapiés a menudo terminan con sus piernas colgando en el aire. Un reposapiés ajustable evita esto, con lo que conseguiremos un mejor apoyo y más comodidad para el niño. Las sillas de paseo por lo general tienen entre dos y seis posiciones ajustables para las piernas.

6.-Reclinando el respaldo

Los mejores cochecitos para bebés recién nacidos son los que tienen una reclinación de 150 grados o más. Esto se debe a que los recién nacidos no pueden soportar el peso de su propio cuerpo y necesitan estar en una posición más plana. Algunos mecanismos de reclinación del asiento son más suaves que otros. Los mejores sistemas pueden ser operados con una sola mano y son fáciles de usar, incluso con el niño en el asiento.

Te puede interesar: Cómo comprar la mejor silla de paseo gemelar: tandem vs dobles vs dobles convertibles

7.-Suspensión

Las sillas de paseo con suspensión generalmente son más cómodas, pero el relleno y el diseño del asiento también influirán en la comodidad general de la silla. En función de donde vayas a usar le carrito valora que tenga suspensión o no.

8.-Ruedas giratorias

Algunos cochecitos tienen ruedas delanteras giratorias, que giran en cualquier dirección por lo que es fácil maniobrar en cualquier terreno. Estos cochecitos son menos adecuados para la tierra, donde la rueda giratoria puede atrancarse con facilidad. Las sillas de paseo con ruedas fijas son mejores en superficies menos lisas. Elige un carrito con ruedas giratorias que se puedan bloquear.

Te puede interesar: Cómo comprar una silla de coche para bebés

9.-Capotas y parasoles plegables

Siempre es interesante que la silla de paseo cuente con una capota o parasol plegable. Protegen del sol y del viento.

10.-Cesta de la silla

Siempre es interesante que la cesta de la silla de paseo tenga unas buenas dimensiones y se encuentre fácilmente accesible. La vas a usar constantemente.