Cojines de lactancia 2023: Las mejores opciones y comparativas para madres lactantes

Actualizada:

¿Cuál es el mejor cojín de lactancia y embarazo en 2023? Cojines para amamantar hay muchos, pero que sirvan también durante el embarazo como almohada para la cabeza y para meter entre las piernas, hay bastantes menos. Te vamos a recomendar las mejores opciones para dar el pecho y para usar durante el embarazo para dormir. Hay algunos cojines muy baratos.

A nosotros nos ha encantado el cojín de lactancia de Theraline, pero hemos seleccionado también otras opciones más baratas y muy interesantes como el cojín de lactancia de Niimo, el de IKEA y el cojín de lactancia de Jane. Y no puedes dejar pasar el cojín maternal para gemelos o mellizos.

¿Para qué sirven los cojines de lactancia? Este tipo de cojines reducen la tensión muscular en hombros, espalda y cuello de la madre, y permite colocar al bebé a la altura adecuada para dar el pecho. Van a conseguir reducir la presión sobre el abdomen durante la lactancia. Y si te has comprado un cojín de lactancia con forma de serpiente, también vas a poder usarlo durante el embarazo para poder dormir mejor y posteriormente para asegurar la cama del niño y que no se caiga de ella.

En este artículo vas a encontrar la siguiente información:

¿Cuáles son las posturas recomendadas para una lactancia correcta? ¿Algunos consejos para amamantar correctamente? Cómo usar un cojín de lactancia (posiciones)

  • ¡Ojo! Siempre hay que lavarse las manos antes de iniciar la lactancia. Evitaremos sustos después.

¿Sabes cómo usar un cojín de lactancia para amamantar? Básicamente, lo tenemos que colocar rodeándonos la cintura, y usándolo para apoyar los brazos y que descansen mientras sujetamos al bebé.

Vídeo: Cómo usar el cojín de lactancia

¿Y como usar y colocar un cojín de lactancia para dormir? Pues depende de lo largo que sea. Siempre se puede abrazar y ponerlo a lo largo de nuestro cuerpo. Sería interesante que lo metiéramos entre las rodillas para que así la espalda descanse más y no nos duela.

Los dos principales problemas que puedes tener a la hora de alimentar a tu bebé es que no estás segura de que esté recibiendo suficiente cantidad de alimento o que no consigues que tu bebé enganche en el pecho. Por eso es muy importante estar una buena posición y que el bebé esté cómodo.

¡DATO! Se recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses de edad y con una alimentación complementaria adecuada, hasta los dos años de vida o más.

Cómo mejorar la postura al amamantar con cojín

lactancia bebe: posiciones
Posibles posturas para poder alimentar a tu bebé durante la lactancia
  1. Los primeros días te empezarás a dar cuenta cuando tu bebé quiere que le des el pecho: Llorara, estará más activo, abrirá y cerrara la boca, buscará tu pecho.
  2. No hay que forzar al bebé a mamar. Podemos tocarle un poco los labios o la mejilla y dejar que se acerque al pezón. Tiene que meterse en la boca el pezón y la aureola completamente.
  3. El cuerpo del bebé debe estar pegado al cuerpo de la madre, y la boca y la mandíbula pegada al pecho para que no tenga que girar la cabeza.
  4. La cabeza debe descansar en la curva formada en el brazo de la madre, y el antebrazo de la madre debe sujetar el resto del cuerpo del bebé. La mano debe sostener las nalgas.
  5. Con la otra mano, la madre puede ofrecer el pecho al niño, dejando libre su nariz para que respire correctamente.
  6. La madre puede estar sentada con un cojín de lactancia o tumbada en la cama (es especialmente cómodo por las noches).
  7. Hay que ofrecerle los dos pechos al niño en cada toma, e intentar que se vacíen completamente.
  8. Hay que dejar que el niño decida cuanto dura cada toma. En cada pecho puede durar unos 10 minutos.
  9. No hay que lavarse los pezones con jabón, ya que pueden agrietarse.
  10. Por la noche es aconsejable no encender la luz para que el niño no se despierte demasiado y se vuelva a dormir al terminar la toma.
  11. La lactancia debería ser a demanda. El recién nacido te puede pedir el pecho cada 2 o 3 horas, por lo que habría que alimentarle unas 8 veces diarias.
  12. Cuando termine de succionar, lo mejor es meter algún dedo en la boca del niño para retirarle del pecho (si es que el mismo no se ha retirado).
  13. Hay que mantener al niño erecto para ayudarle a expulsar los gases.
  14. No es necesario dar agua al bebé durante el periodo de lactancia. Si hace mucho calor en verano, le podemos dar agua mineral. El agua se introduce aproximadamente a los 3 meses y cuando comienza la alimentación complementaria.

En el caso concreto de usar un cojín de lactancia, como puedes ver en las imágenes, hay dos opciones: puedes sujetar con los dos brazos al bebé de manera horizontal a tu pecho o puedes pasar a tu bebé por debajo de uno de tus brazos y sujetarlo con un solo brazo. El cojín sirve como soporte de los brazos y como soporte lumbar (depende del tamaño del mismo).

¿Qué pasa si no consigues que tu bebé enganche en el pecho?

  1. Cambia de postura al amamantar (visita aeped.es)
  2. Asegúrate de que su boca está abierta antes de ponerlo en tu seno.
  3. Asegúrate de que su boca cubre completamente la aureola de tu pecho
  4. La barbilla toca el pecho y la nariz del bebé no está tapada.
  5. La succión no te tiene que doler

¿Qué debes tener en cuenta a la hora de comprar un buen cojín de lactancia?

Ten en cuenta que durante los primeros meses de vida vas a pasar mucho tiempo alimentando a tu bebé. Esto implica que hay que estar muy cómoda para evitar problemas de espalda y para que el bebe enganche bien al pecho.

¡Ojo! Vamos a ofrecer lactancia a demanda: se ofrece el pecho siempre que el bebé lo pida, y todo el tiempo que pida. No se retira al bebé del pecho, sino que es preferible que el pequeño suelte el pecho espontáneamente.

Por ello, elegir un buen cojín de lactancia es muy importante. No sirve cualquier tipo de cojín. Estos están pensados para proporcionar un soporte adecuado a tus brazos y a tu espalda. Lo pueden usar madres que ofrezcan el pecho a su bebé y madres que estén usando el biberón para alimentarlo.

Unos cuantos consejos para comprar la mejor opción:

  • Puedes comprar un cojín de lactancia en forma de C (se usan desde el nacimiento hasta los 12 meses y son más pequeños) o un cojín más largo con forma de serpiente que ya has podido utilizar durante el embarazo para descansar las piernas por la noche (son más grandes). Este último modelo se puede seguir empleando durante más tiempo, por ejemplo para evitar que el niño se caiga de su cama cuando sea algo más mayor.
  • Cojín de lactancia evolutivo: esto significa que puedes emplearlo para la lactancia y para más cosas según va creciendo el bebé. Puede servir para que aprenda a sentarse, como protección en la cuna (como reductor)…
  • Firmeza del relleno: no todos tienen el mismo relleno. Esto es algo muy personal. Hay madres que prefieren un relleno más firme y otras no tanto. Puedes encontrar relleno de espuma, perlas o poliéster. Ten en cuenta que las perlas hacen algo de ruido al moverse y el cojín se puede deformar un poco más. En muchos modelos podemos quitar parte del relleno.
  • Material de fabricación de la funda: Algodón o poliéster. Suelen ser mejor los modelos de algodón. Son más suaves y transpiran mejor. Es muy importante que se pueda lavar en la lavadora.
  • Diseño: normalmente se ofrecen muchos diseños de fundas que se pueden intercambiar fácilmente gracias a una cremallera presente en uno de los laterales. Puede que se puedan unir los dos extremos o no.
  • Tamaño: Ten en cuenta que sobre todo los cojines con forma de serpiente ocupan mucho espacio. Es otro trasto más que debes colocar en casa.

¿Cojines de lactancia con relleno de micro perlas vs poliéster?

CaracterísticasMicro perlasPoliéster
SuavidadMuy suaveModeradamente suave
SoporteAdaptable al cuerpoFirme
Hipoalergénico
LavableSí, pero con precauciónFácilmente lavable
DurabilidadAltaMedia a alta
PrecioGeneralmente más caroGeneralmente más económico

¿Qué precios tienen los cojines de lactancia?

Pues la verdad es que hay un poco de todo:

  • Los cojines de lactancia más baratos suelen costar unos 30 euros
  • Los cojines de lactancia más caros suelen costar entre 50 y 60 euros

Te recomendamos que antes de comprar el cojín de lactancia, hagas una buena comparativa de los diferentes modelos en función de tus necesidades. Puedes mirar en portales online como Amazon o eBay.

¿Son mejores los cojines más caros? Muchas veces pagas la marca, pero si es cierto que al final te das cuenta de que tienen un par de extras muy interesantes, en forma de mejor relleno, mejor calidad de la funda o un incremento de tamaño frente a las opciones más baratas. La clave está en lo siguiente que te vamos a comentar:

Ya que nos va a costar un buen dinero, ¿por qué no usarlo durante el embarazo para estar más cómoda a la hora de dormir y luego utilizarlo como cojín de lactancia? Muchos de los cojines de lactancia tienen forma de U, y solo sirven para ponerlos por detrás de la espalda, no siendo los suficientemente grandes y largos para emplearlos como una gran almohada.

También te puede interesar:

Diferencias entre cojines de lactancia y almohadas de embarazo

CaracterísticasCojín de lactanciaAlmohada de embarazo
Uso principalAyudar en la lactanciaSoporte durante el embarazo
FormaForma de herradura o CForma de U, C o J
TamañoMediano a grandeGrande
RellenoMicro perlas, poliéster, espumaEspuma viscoelástica, micro perlas
DurabilidadDepende del uso y cuidadoDepende del uso y cuidado
VersatilidadPuede usarse como soporte para el bebéPuede usarse para dormir o descansar

¿Cuál es el mejor cojín de lactancia en 2023?

El mejor cojín de lactancia
Cojín de lactanciaOpiniónPrecio
TheralineEs la mejor opción como almohada de lactancia en 2022. Con micro perlas. Forma de serpiente. €€
Niimo XXL 2 en 12 en 1. Grueso y rígido. Poliéster siliconado.
JaneCon micro perlas. Solo se puede lavar la funda. €€
Koala BabycareRelleno es 100 % poliéster. Cojín de lactancia y almohada para dormir. Muy largo.€€
MimuselinaPara gemelos. Base firme de 14 cm de grosor€€€
AmilianMuy pequeño. Solo para poner en el brazo.
Chicco BoppyCojín con forma de C. Muy buena firmeza.
Babymoov Doomoo Con forma de C. Pequeño. €€€
Cojín lactancia IKEACon forma de C. Barato y pequeño.
Comparativa de cojines de lactancia y embarazo

1.-El cojín de lactancia de Theraline es la mejor opción como almohada de lactancia en 2023

El mejor cojín de lactancia en 2017: La almohada de Theraline
Compra en Amazon España


  • Compuesto por miles de micro perlas
  • Tamaño perfecto para cualquiera de las actividades que desee desarrollar: descanso o lactancia
  • Da soporte a la espalda y los hombros de la madre y mantiene al bebé a la altura y posición deseadas para amamantar.
  • Con certificación de no toxicidad (Toxproof)
  • Fundas extraíbles y lavables a máquina a 60º.
  • Distintas fundas disponibles en varios colores y diseños

La solución que propone Theraline es perfecta para poder usarla en estas dos situaciones gracias a sus 190 cm (realmente mide un poco menos, unos 170 cm, la funda sí que es un poco más grande para que quepa sin problemas la almohada).

  1. Cómo almohada, sobre todo durante los últimos meses de embarazo, se podrá colocar en diversas posiciones.
  2. Cómo cojín de lactancia: Proporciona un cómodo apoyo para alimentar al bebé y da un cómodo soporte a la espalda y hombros de la madre, y ayuda a mantener al bebé en la posición adecuada.

Este cojín de lactancia tiene en su interior un relleno de perlas de poliestireno con certificación de no toxicidad. Las fundas son extraíbles y lavables a máquina a 60°.

Se puede comprar a un precio muy bueno en Amazon España. Sin funda incluida. Si quieres un cojín con funda el precio sube un poco, así que a lo mejor es mejor idea buscarla, por otro lado, o incluso comprar la tela y preparar tú misma la funda si tienes conocimientos de costura. Seguro que alguien os puede hacer una funda más barata, o incluso se puede encargar en alguna tienda de textiles. No es muy lógico que la funda cueste casi tanto como la almohada.

Junto con la almohada viene un cuadro explicativo con las distintas posturas que puedes adoptar con ella, algo bastante práctico, porque algunas no son nada evidentes. ¡Ojo! Es posible que tardes en “hacerte” con esta almohada de lactancia, no se parece en nada a las que hayas podido probar, pero luego sus utilidades son infinitas.

Cómo usar el cojín de lactancia

  • Puedes ponerlo alrededor de tu cuerpo mientras estás sentada para que te recoja la espalda y poder apoyar los brazos

Nosotros tenemos este cojín de lactancia de Theraline desde hace ya 4 años y sigue como el primer día. Primero lo usamos como cojín para poder dormir más cómodamente, luego como cojín de lactancia para nuestras mellizas, y ahora mismo lo tenemos en la cama de una de las niñas para impedir que se caiga por las noches.

El relleno sigue perfecto y la funda no ha perdido color con los diferentes lavados. Si es cierto que hay que ajustar ciertas zonas porque se quedan sin micro perlas, pero es solo cuestión de “amasarlas” un poco.

A favor:

  • Suave y flexible: se amolda muy bien a cualquier posición
  • Se puede usar en varias posiciones
  • Se puede usar para la lactancia materna o incluso para luego evitar que tu hijo se caiga de la cama
  • No hace ruido al presionar. Bueno, solo un poco, pero no es molesto.
  • La funda se puede lavar sin problema.
  • Enorme gama de colores

En contra:

  • Principalmente, el precio, que puede ser algo elevado en función del modelo de funda elegido.
  • La almohada es bastante voluminosa: si la quieres guardar, vas a tener que buscar un sitio bastante amplio.

Diversos usos de este cojín de lactancia de Theraline

En definitiva, este cojín de lactancia de Theraline se puede usar durante el embarazo para ayudarte a dormir más cómoda y evitar dolores de espalda; durante la lactancia para sujetar ambos brazos mientras se amamanta al niño, y posteriormente lo puedes seguir usando tú o tu hijo (nosotros lo tenemos en la cama de una de las niñas para que no se caiga de ella).

2.-Cojín de lactancia y almohada de embarazada Niimo

Cojín de lactancia y almohada de embarazada Niimo
Compra en Amazon España


  • Se puede usar como cojín de lactancia
  • Funda 100 % algodón extraíble a través de una cremallera y lavable a 30° C
  • En su interior tiene fibra hueca recubierta de silicona

Otra opción polivalente que sirve de cojín de lactancia o que puede servir para dejar al bebé apoyado en el cojín cuando se empieza a sostener por sí mismo. Además, es más barato que el modelo anterior. Se puede cerrar en los extremos.

Su interior es blando y esponjoso. Mide ‎44 x 30 x 9 cm. Está disponible en varios diseños. Es grueso y rígido. Es una almohada bastante cómoda, sobre todo si eres fan de las almohadas tradicionales de toda la vida.

Es un cojín en forma de C con funda 100 % algodón que se puede quitar y lavar. Sirve para lactancia materna y para que luego el bebé aprenda a sentarse. Es perfecto para bebés pequeños, pero no tanto para niños un poco más grandes. Tampoco te va a servir durante el embarazo.

3.-Cojín de lactancia de Jane

Cojín de lactancia de Jane
Compra en Amazon España


  • Cojín maternal con 4 funciones y funda removible
  • Fabricado con micro-perlas de 0, 5-1 mm de diámetro en poliestireno
  • Tela 100 % algodón
  • Medidas de 137 x 40 x 16 cm

Una de las opciones más interesantes, tanto por precio como por calidad. Es un cojín maternal que sirve para muchas cosas:

  1. Durante el embarazo: almohada que facilita el reposo y el sueño
  2. Para la cuna del bebé como reductor
  3. Almohada de lactancia materna para facilitar la postura a la madre
  4. Colocando la funda se puede utilizar como hamaca.

Para el embarazo es perfecto para barrarse al cojín y dormir más cómoda, y luego se puede seguir usando como cojín para el bebé (incluye cojín para el apoyo de la cabecita de tu bebé, algo que no tienen los demás). Las bolitas se salen un poco, pero no demasiado.

4.-Almohada multifuncional Koala Babycare: Almohada para embarazadas y cojín de lactancia

Almohada embarazada multifuncional Koala Babycare
Compra en Amazon España


  • Para dormir durante el embarazo, como cojín de lactancia o protector de cuna
  • Con 4 cordones de seguridad
  • Con cojín interno para asiento del bebé
  • Almohada rellenada con 100 % de fibra de poliéster siliconada
  • Funda de algodón 100 %.
  • Almohada certificada OEKO TEX 100, IGR (ergonómica) e hipoalergénica.
  • Varios colores disponibles
  • Se puede lavar: funda extraíble de almohada en lavadora a 30° y la funda interna de la almohada en la lavadora a 60°.

Sirve para las dos cosas. Durante el embarazo para dormir cómodamente abrazado a él y como cojín de lactancia. En los dos extremos puedes encontrar dos lazos para poder cerrarlo alrededor de tu espalda y luego dispone de otros dos cordones para poder sujetarlo de otras maneras a mecedoras o camas. Se puede usar como almohada para el bebé.

Que sea tan grande es uno de sus grandes alicientes, pero también hay que tenerlo en cuenta por si no tienes mucho espacio en casa. Si eres pequeña a lo mejor te queda muy grande. La cremallera es retráctil, así que no te va a molestar para nada.

Lo bueno que tiene este modelo es que se puede utilizar como cojín para el embarazo (lo usas de noche abrazándolo con tus piernas), como cojín de lactancia o como asiento para el bebé con su cojín interior.

Tiene unas dimensiones de 185 x 28 x 28 cm, la funda es de algodón y tiene un broche para mantenerlo cerrado en el modo asiento. Es hipoalergénico. El relleno es 100 % poliéster. 

Se puede lavar fácilmente. Es una almohada blanda, por si lo que estás buscando es algo con más consistencia (tiene poco relleno).

5.-Cojín de lactancia gemelar de Mimuselina

Cojín de lactancia gemelar de Mimuselina
Compra en Amazon España


  • Cojín gemelar perfecto para dos mellizos o gemelos a la vez
  • Desenfundable con cremallera y con forro interior (lavable)
  • Con refuerzo lumbar y parte delantera que se amoldan al cuerpo¡
  • Base firme de 14 cm de grosor

Como madre gemelar, seguro que te has dado cuenta de que tus necesidades son especiales, y a la hora de la lactancia no es distinto. Por eso necesitas este cojín gemelar.

Lo interesante de este cojín es que su superficie es muy grande y realmente firme, por lo que puedes poner a los dos niños sin problema. Además, tiene una parte trasera para recoger los riñones de la madre y que estés más cómoda (se puede usar o no).

6.-Cojín de lactancia pequeño de Amilian

Cojín de lactancia pequeño de Amilian
Compra en Amazon España


  • Cojín de lactancia solo para el brazo
  • Dimensiones de 22 x 20 cm
  • Sirve como almohada de viaje
  • Tejido exterior de algodón puro 100 %
  • Relleno: 100 % poliéster de silicona. 
  • Lavable a 30 °C

Una opción muy distinta. Es un cojín de lactancia muy pequeño. Tienes que meter el brazo y básicamente sirve para que el bebé esté cómodo en él. También sirve de almohada de viaje.

Su gran ventaja es que lo puedes llevar a cualquier sitio donde tengas que amamantar. Lo metes en el bolso y te lo pones cuando lo necesites.

Está disponible con mucos estampados diferentes. Es la opción más barata, pero no es para todo el mundo. Básicamente, sirve para que el bebé esté cómodo, pero no sirve para tus brazos descansen y tu espalda no sufra.

7.-Chicco Boppy – Cojín de Lactancia con funda de algodón

Chicco Boppy - Cojín de Lactancia con funda de algodón
Compra en Amazon España


  • Con forma ergonómica en forma de C.
  • Desenfundable y lavable
  • Relleno interior indeformable, blando y compacto. 
  • Dimensiones: 52 x 15 x 48 cm

Es un cojín con una firmeza tremenda, así que las mamás que quieran un cojín de lactancia firme ya lo han encontrado. Esto puede ser bueno para las mamás, pero es posible que el bebé lo encuentre un poco duro… dependerá mucho del niño.

Es un cojín que sirve para lactancia materna y para luego ayudar al bebé a sentarse correctamente, pero no para dormir con él abrazado.

Se puede lavar perfectamente en lavadora y transpira bastante bien. Puede ser algo caro dependiendo del diseño. Ocupa muy poco espacio y su fabricación es de gran calidad. Si tu bebé es muy grande es posible que este cojín se le quede pequeño.

8.-Babymoov Doomoo: Cojín de Lactancia

Babymoov Doomoo: Cojín de Lactancia
Compra en Amazon España


  • Mide unos 74 x 39 x 17 cm
  • Funda desmontable y lavable a máquina (30°)
  • Fabricación: 95 % algodón orgánico, 5 % elastano 
  • Disponible en varios diseño y colores
  • Está rellenado con micro perlas finas

La verdad es que su calidad de fabricación es muy buena, pero es muy, muy caro. Es un cojín de lactancia con forma de C y se puede usar como cojín para amamantar y que luego se puede usar para que el bebé se siente.

Se puede lavar sin problema gracias a su cremallera y se puede lavar en lavadora. No es un cojín muy grande. Es posible que con el uso se vaya ahuecando. También lo puedes usar como reductor de cuna.

Puede que le falte un poco de firmeza para mantener los brazos siempre en la misma posición, sobre todo si el bebé pesa bastante. Transpira muy bien.

9.-Cojín de lactancia de IKEA

Cojín de lactancia de IKEA

¡Ojo! Si tienes un centro de IKEA cerca, este cojín es una buena opción por calidad precio. Solo cuesta 20 euros y tiene unas medidas de 60 x 50 x 18 cm. La funda cuesta 6 euros más.

La funda está confeccionada con materiales naturales y el relleno lleva poliéster reciclado. El relleno es 100 % poliéster. Se puede lavar a máquina a 60 °C como máximo. El forro es 100 % algodón.

EXTRA: Cojines de lactancia para gemelos o mellizos: ¿son efectivos?

Los cojines de lactancia para gemelos o mellizos están diseñados específicamente para ayudar a las madres a amamantar a dos bebés al mismo tiempo. Aquí te dejamos algunos puntos a considerar sobre su eficacia:

  1. Soporte y comodidad: Estos cojines están diseñados para proporcionar soporte adecuado tanto a la madre como a los bebés durante la alimentación. El diseño curvo y el soporte adicional pueden ayudar a mantener a ambos bebés en una posición cómoda, reduciendo la tensión en la espalda y los brazos de la madre.
  2. Posicionamiento adecuado: Amamantar correctamente a un bebé ya puede ser un desafío en sí mismo, y con dos, el posicionamiento adecuado es aún más crucial. Un cojín de lactancia para gemelos o mellizos puede facilitar que ambos bebés alcancen el pezón adecuadamente.
  3. Libertad de manos: Aunque no otorgan total libertad de manos, estos cojines pueden permitir a la madre tener ambas manos más libres para ajustar las posiciones de los bebés, cambiar pañales o realizar otras actividades menores mientras amamanta.
  4. Fomenta la lactancia simultánea: Si decides amamantar a ambos bebés al mismo tiempo (lo que puede ser una gran manera de ahorrar tiempo), el cojín puede ser una herramienta esencial para lograrlo.
  5. Adaptabilidad: Muchos cojines de lactancia para gemelos son versátiles y se pueden utilizar de diversas maneras, como apoyo para el biberón o incluso como un espacio seguro para que los bebés descansen.

También hay algunos contras a considerar:

  1. Tamaño y volumen: Estos cojines tienden a ser más grandes y voluminosos que los cojines de lactancia tradicionales. Esto podría dificultar su transporte o almacenamiento.
  2. No es esencial para todas las madres: Algunas madres descubren que se sienten igual de cómodas amamantando a gemelos o mellizos sin el cojín. Dependerá de las preferencias y la anatomía individual.
  3. Costo: Los cojines de lactancia para gemelos pueden ser más caros que los cojines tradicionales.

Última actualización el 2024-05-26

Foto del autor

Ivan Benito

Apasionado de la lectura y los viajes, padre de unas niñas mellizas, experto en tecnología e informática y fan de los juguetes y productos infantiles que ayudan a los papas y mamás durante su duro y apasionante viaje por la paternidad / maternidad. Desde el año 2007, me he dedicado a crear páginas web sobre todo tipo de temáticas compartiendo mis conocimientos y opiniones. Si tienes alguna duda... ¡Pregúntame!

¿Tienes dudas sobre maternidad o sobre bebés? ¿Quieres conocer cuáles son los mejores productos para tu embarazo, los mejores juguetes y juegos para niños, o que necesitas para cuidar a tu hijo? Estás en un buen sitio. Déjanos tus comentarios y preguntas. Bebes.uno es soportado por sus lectores. Saber más.

Hacemos análisis independientes de los productos que recomendamos. Algunos enlaces del artículo son afiliados: pueden generar un beneficio a bebes.uno. Saber más.

3 comentarios en «Cojines de lactancia 2023: Las mejores opciones y comparativas para madres lactantes»

  1. No coincido para nada. He probado esta almohada, tiene bolitas y para nada es cómoda, incluso hace ruido cuando te mueves. Yo sin duda recomendaria la de Summer Infant mucho mejor que está que tuve que devolver.

    Responder
    • A nosotros la almohada de Theraline nos ha ido muy bien, tanto durante el embarazo como en la lactancia, pero esta claro que hay que adaptarse a la que mejor te convenga. ¿Puedes comentarnos algo más de esta almohada que nos indicas? ¿Qué precio tiene la Summer Infant?

      Responder
  2. En mi caso la almohada empezó a perder volumen al segundo mes de uso desde que nació mi hija. Me puse en contacto con BabyEmporium y la tienda en la que la compré y nadie me d
    io una respuesta.
    Una gran decepción, la verdad.

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.