Hacemos análisis independientes de los productos que recomendamos. Algunos enlaces del artículo son afiliados: pueden generar un beneficio a bebes.unoSaber más.

Consejos para madres primerizas: parto, postparto y cómo cuidar al recién nacido

¿Quieres que te contemos unos cuantos consejos para madres primerizas? ¿Quieres saber qué libros para mamás primerizas recomendamos? Estos consejos son perfectos para madres primerizas, pero eso no quiere decir que si ya has tenido un hijo no te venga bien repasar algunos conceptos.

Vamos a empezar con algunos consejos para prepararte para el parto, luego para recuperarte como una campeona después del nacimiento del bebé, y por último como cuidar al recién nacido sin caer en la desesperación. Tips para madres primerizas imprescindibles para no agobiarte en esta nueva fase de tu vida.

También te vamos a recomendar unos cuantos libros para mamás primerizas, incluido un libro en PDF totalmente gratuito que puedes descargar.

Consejos y tips para madres primerizas

Consejos para madres primerizas

Los mejores libros para mamás primerizas

En nuestro caso, que íbamos a tener dos niñas de golpe, lo tenías claro. Qué se puede esperar cuando se está esperando y Que Puedes Esperar en el Primer Año de Heidi Murkoff eran dos libros imprescindibles para unos padres primerizos como nosotros.

También nos vino muy bien descargar el PDF gratuito «Los consejos de tu matrona» – Apréndelo todo sobre tu embarazo y primeros meses del bebé. Tienes toda la información que vas a poder necesitar en los primeros momentos y durante el embarazo.

1.-Qué se puede esperar cuando se está esperando (EMBARAZO) de Heidi Murkoff y Sharon Mazel

Qué se puede esperar cuando se esta esperando (EMBARAZO) de Heidi Murkoff y Sharon Mazel
Compra en Amazon España


El clásico entre los clásicos, el libro sobre el embarazo más recomendado por todas las madres del mundo. Normalmente, en cuanto preguntas a alguien por algún libro recomendamos para madres primerizas, siempre te recomiendan este.

Su lectura es agradable, aunque la versión en Kindle, más barata, deja un poco que desear (podían haberse currado un poco más el formato). Todas las dudas que te puedan surgir durante todo el embarazo tienen su respuesta en este libro.

Probablemente el libro que toda madre o padre primerizo necesita por la gran cantidad de información que ofrece. Todo explicado perfectamente y con un montón de dudas resueltas de manera sencilla. Estarás prepara para cualquier eventualidad durante el embarazo.

2.-Que Puedes Esperar en el Primer Año de Heidi Murkoff y Mark D. Widome

Que Puedes Esperar en el Primer Año de Heidi Murkoff y Mark D. Widome
Compra en Amazon España


Los mismos autores que el libro anterior. No es imprescindible comprar este libro si tienes el primero y te descargas el PDF que recomendamos después.

El resultado no es tan bueno como en su primer libro, pero en esta guía encontraremos valiosos consejos para criar durante el primer año a nuestro bebé.

Esta es una de las etapas del niño que más aterra a los padres. Parece que te dejan al niño sin manual de instrucciones. Este libro puede ser de gran ayuda.

3.-«Los consejos de tu matrona» – Apréndelo todo sobre tu embarazo y primeros meses del bebé

libro embarazo: Los consejos de tu matrona

Libro totalmente gratuito que da consejos muy útiles para que tu embarazo se desarrolle lo mejor posible, y que posteriormente nos da información muy útil sobre el recién nacido, la lactancia, patrones de sueño, etc.

Perfecto si no te quieres gastar nada de dinero comprando los libros anteriores (aunque te recomendamos que compres por lo menos el primero: a nosotros nos vino muy bien y que nos quitó muchas dudas). Editado por la asociación española de matronas y disponible en formato PDF para su descarga gratuita.

«La intención de los autores en estos casi 20 años de existencia de la guía, “Los Consejos de tu Matrona”, ha sido ofrecer una “herramienta” de consulta útil y actualizada y por ello, cada edición se ha revisado en consonancia con una medicina en evolución y una sociedad cambiante.»

Cómo saber si te has puesto de parto: El momento de ir al hospital

A veces no es tan fácil como parece, sobre todo para las madres primerizas. ¿Cómo podemos saber si nos hemos puesto de parto? ¿Cuándo hay que ir al hospital?

El mejor consejo que te podrán dar es que tengas calma. Si has ido a las clases de preparación para el parto, te habrán indicado cuáles son las principales señales que harán que tengas que salir pitando al hospital porque tu bebé esta a punto de nacer.

Hay que tomarse las cosas con calma, puedes darte una ducha tranquilamente, y coger todo lo que necesites llevar al hospital y que previamente ya has preparado.

¿Cuáles son los signos de un parto espontáneo?

  • Que  las contracciones sean regulares, más o menos cada 5 minutos, y aproximadamente durante 1 hora.
  • Si te pones a sangrar igual que en una regla.
  • Si se rompe la bolsa amniótica, aunque no tengas contracciones.
  • Si no notas movimientos fetales. La movilidad del feto desciende  desde la semana 32 hasta el final del embarazo. El futuro bebé cada vez tienen menos sitio.

Si notas alguno de estos síntomas, y estás cerca de la semana que te toca dar a luz, deberías de plantearte ir al hospital. En caso de duda, llama a tu médico.

10 consejos para que el parto sea lo más natural posible

Te puede interesar: Depresión posparto: date un capricho, y piensa un poco en ti misma

  1. ¿Qué hay que hacer cuando empiecen las contracciones? Controla su frecuencia y duración. Si han sido regulares durante 1 hora, cada 5 minutos, tienes que ir al hospital. El parto, de media, dura entre unas 10 y 12 horas.
  2. Si sientes ganas de empujar antes de llegar al hospital, intenta controlarlo.
  3. Ten preparado el recorrido hacia el hospital (cómo llegar, tiempo que se tarda) y todas las cosas que tienes que llevarte (ropa para ti y tu bebé, pañales, productos de aseo, sillitas para el coche, etc.)
  4. No hay que tener temor al parto, el dolor, hasta cierto punto, se puede controlar. Si te pones muy nerviosa, no será beneficioso ni para ti ni para tu bebé. Pregúntale a tu médico que opciones tienes para evitar el dolor (epidural u otro tipo de anestésico)
  5. Cuando llegues al hospital, déjalo todo en manos de tu médico, matrona. Saben lo que hacen.
  6. Tienes que estar tranquila y relajada. La presencia de tu pareja será un apoyo para ti.
  7. Hay que empujar solo cuando te lo indique tu médico o matrona. Hacerlo en el momento no adecuado puede hacer que se alargue el parto. Las clases de preparación al parto te ayudarán en este momento.
  8. Durante la dilatación tienes que adoptar la postura con la que estés más cómoda.
  9. Tu pareja deberá ayudarte en todo momento, haciendo que tu estancia en el hospital sea más cómoda, animándote y ayudándote durante el parto. Dile exactamente lo que necesitas en cada momento.
  10. El primer contacto que tengas con tu bebé es muy importante. Lo mejor es ponerle en tu pecho tocándole directamente con tu piel. Hay que acariciarle y hablarle para que su adaptación sea lo más fácil posible. Si puedes, dale de mamar durante la primera media hora (aunque no tengas leche). El bebé tendrá frío, sobre todo por los pies y la cabeza, así que hay que ponerles sus calcetines o patucos y su gorrito.

Anestesia epidural para el parto ¿Riesgos o contraindicaciones?

Hay tantas mujeres embarazadas a favor del uso de la anestesia epidural como en contra, pero… ¿Existen riesgos o contraindicaciones para su uso en el parto?

La anestesia epidural es un tratamiento para el dolor que en los últimos años cada vez se usa más durante el parto. Siempre se aplica cuando la matrona o el médico han evaluado la situación, y cuando el anestesista ha dado su visto bueno y comprobado que no hay ningún riesgo.

Muchas embarazadas se presentan a la hora del parto convencidas de que van a necesitar la anestesia epidural, finalmente no la necesitan, y otras que piensan que no quieren ponérsela al final deciden hacerlo… No hay que ir con ideas preconcebidas, y hay que dejar que el médico o especialista decida cuál es la mejor opción, siendo la gestante la que tiene que dar el visto bueno final.

¿Cuándo se debe poner la anestesia epidural? No hay que pensar que es imprescindible… pero si hay que tenerla presente como una posible ayuda para facilitar la llegada al mundo de nuestro bebé.

Contraindicaciones para la aplicación de anestesia epidural:

  • Sufrir una infección local donde se a proceder al pinchazo.
  • Qué el parto este muy avanzado (8-9 cm de dilatación).
  • Tener tatuajes en la zona de la punción.
  • Sufrir algún tipo de problema de coagulación
  • Tener una hemorragia severa o estar en shock.
  • Sufrir eclampsia.

Cada embarazada deberá ser evaluada individualmente por su médico que aconsejara o no la utilización de anestesia epidural.

Riesgos de la anestesia epidural:

  • Puedes sufrir dolores de cabeza después del parto.
  • Puedes sufrir un descenso de la tensión arterial.
  • Es posible tener dolor lumbar debido al pinchazo.
  • Puedes tardar más en dar a luz.
  • Puedes sufrir náuseas o vómitos.
  • Puedes tener dificultades para orinar.
  • Puede que no surta el efecto deseado y sigas sintiendo dolor durante el parto.

Ventajas de la anestesia epidural:

  • La anestesia epidural proporciona una buena protección contra el dolor durante todo el parto.
  • Permite estar consciente durante todo el parto.
  • La madre puede disfrutar más del parto al desaparecer el dolor.

¿Cuáles son las tres fases del parto?

El parto está dividido en tres fases:

1.-Fase de dilatación

Esta fase del parto tiene lugar hasta que el cuello del útero dilata completamente. Es el periodo más largo, y a la mujer le puede resultar eterno.

Puede durar desde 12 horas, hasta 5 horas en función de si es tu primer parto o no. Las contracciones en esta etapa suelen ser rítmicas y sucederse cada 2 o 3 minutos. Y contracciones para una embarazada suelen ser sinónimo de dolor. Dependerá del nivel de dolor que soporte cada mujer que estas sean más o menos fuertes. También dependerá de su control del dolor y de su estado de relajación.

Primero se notará una ligera molestia en el abdomen que luego puede ampliarse a la zona lumbar y al sacro.  Cada mujer sentirá las contracciones de una manera diferente y es importante estar en todo el momento muy tranquila y lo más relajada posible, ya que se favorecerá la dilatación. Hay que respirar tranquilamente, con lo que conseguiremos una mejor oxigenación, algo que beneficiara a nuestro bebé.

Es muy importante seguir todos los consejos que se hayan dado durante las clases de preparación al parto como por ejemplo: Estar en una posición cómoda, aplicar técnicas de relajación, tomarse las cosas con calma (darse una ducha).

¿Se pueden comer o ingerir líquidos? Antes estaba totalmente prohibido por si había que realizar una intervención con anestesia general, ahora esto se ha relajado, ya que es bastante improbable que esto suceda en la mayoría de los casos. De cualquier manera, siempre puedes esperar a que te lo confirme tu médico y refrescarte o enjuagarte con agua para recuperar algo de líquido. Sería conveniente tener la vejiga vacía.

2.- Fase expulsiva

Este periodo tiene lugar desde que se produce la dilatación completa hasta la salida del feto. Nuestro bebé ha tenido que girar correctamente.

Puede durar entre 5 a 15 minutos si no es tu primer parto (multípara) y más de 1 hora si eres primípara (tu primer parto).

Si debido al dolor decides ponerte la anestesia epidural, este periodo se puede alargar, pero dejaras de sentir molestias. Es muy importante seguir las instrucciones que te den la enfermera, tu matrona o acompañante (que sepa lo que hace).

Cuando la cabeza comienza a aparecer se valorará hacer un pequeño corte para facilitar la salida del bebé. Este corte se llama «episiotomía», y suele ser más frecuente si es tu primer parto.

Si el parto transcurre de manera normal, se permite la presencia de la pareja para que apoye a la madre en todo el proceso.

Cuando nace el bebé, se suele poner en el pecho de la madre, piel con piel, ya que se ha demostrado que es muy beneficioso para el bebé sentir el calor de la madre, escuchar su corazón.

Después se corta el cordón umbilical y se pinza. También se tapa al niño convenientemente para que no pierda demasiado calor. Se identificará al bebé y se realizará el test de Apgar, que valorando con un tope de 10, valora el estado del niño al minuto, a los 5 minutos y a los 10 minutos del nacimiento. Después se entregará a la madre.

3.- Fase de alumbramiento

Desde la salida del feto hasta que se desprende la placenta. Se le indicará a la madre que es lo que tiene que hacer (relajar o empujar) para expulsar convenientemente la placenta.

20 consejos y cuidados para el postparto

Cómo recuperar tu figura despues del parto con la ayuda de una pulsera fitness

Te puede interesar: Los mejores libros para el embarazo, parto y primeros años de vida de tu bebé: 4 libros recomendados

  1. Es conveniente levantarse de la cama el mismo día que se da a luz. Hay que descansar y moverse para evitar complicaciones después del parto.
  2. Hay que intentar vaciar la vejiga después del parto.
  3. Si te han realizado una episiotomía, tienes que lavarte con agua templada y jabón neutro de dos o tres veces al día. Sécate con cuidado.
  4. Tu matrona te puede ayudar y aconsejar durante las primeras semanas con tu bebé.
  5. La lactancia materna es beneficiosa para la madre y para el recién nacido. No desesperes si los primeros días es algo complicado. Tanto tú como el bebé tenéis que aprender. En cada toma hay que vaciar los dos pechos para evitar problemas. La lactancia materna favorece la relación afectiva entre madre e hijo.
  6. Sigue con una dieta nutritiva, con muchas vitaminas, y con un aporte de calorías adecuado. Intenta no tomar alcohol, ni medicamentos no recetados por el médico si has optado por la lactancia materna. Bebe mucha agua y leche.
  7. Tienes que tener sujetadores que se adapten a tu nueva talla de pecho. Los sujetadores de lactancia son los más indicados.
  8. La zona del periné puede haber perdido su tono muscular, y como consecuencia, puedes tener perdidas de orina. Haz ejercicios de Kegel.
  9. Puedes darte masajes por debajo del pecho, desde la parte externa hacia el interior para mantener el tono de los músculos.
  10. Sí vas a dar de mamar a tu hijo, no te des duchas demasiado frías, ya que pueden evitar la secreción de leche.
  11. ¿Cuánto dura cada toma? Entre 10 y 15 minutos en cada pecho. Hay que ir alternando el pecho por el que se empieza a mamar.
  12. Es muy importante que te laves las manos antes de dar de mamar a tu bebé.
  13. Los primeros días en casa deben de ser tranquilos. No te agobies. Si algo de la casa no se puede hacer, pues no se hace. Lo primero es el bebé.
  14. Cuida tu pelo después del parto. El cambio hormonal que va a sufrir tu cuerpo de nuevo, puede hacer que se te caiga y este más débil. Cuida tu alimentación. Debe incluir nutrientes y vitaminas.
  15. Utiliza un calzado cómodo, sin mucho tacón, y tampoco que sea plano.
  16. Puedes tener relaciones sexuales después del parto, siempre que te hayas recuperado correctamente y no haya habido ningún problema. Usa algún método anticonceptivo.
  17. Utiliza ropa cómoda, que no te apriete.
  18. Si tienes problemas de circulación no permanezcas de pie mucho tiempo, e intenta andar todos los días un poco.
  19. Hay acudir a la revisión médica aproximadamente unas 6 semanas después del parto.
  20. Ten mucha paciencia. Tienes que amoldarte a tu bebé, y él a ti. Vigila una posible depresión postparto. Le pasa a muchas mujeres. Tendría que desaparecer en unas semanas. Si no es así, consulta a tu médico.
https://bebes.uno/el-postparto-como-te-vas-a-sentir-despues-de-tener-a-tu-bebe/

15 consejos para cuidar a un bebé recién nacido

La mejor bañera para bebés en 2017: cómo bañar a un recién nacido (frecuencia, temperatura y jabones para el baño)

Te puede interesar: Qué hay que comprar (y que no) para tu embarazo y tu bebé

  1. ¿Cómo se va a comunicar tu hijo contigo? Llorando. Durante los primeros meses puede que tu bebé llore de 2 a 3 horas diarias. Si no llora todo está bien. Normalmente los bebés suelen llorar unos 15 minutos antes de cada toma para recordarte que tiene hambre. También puede llorar debido a que se siente solo, por ruidos molestos, si tiene gases en la tripa, etc.
  2. Los primeros meses siempre hay que tomar la cabeza de nuestro hijo al cogerlo en brazos, ya que todavía no ha desarrollado lo suficiente los músculos del cuello para poder sostener su cabeza por si solo.  La cabeza debería quedar apoyada sobre uno de tus antebrazos, y la espalda en el otro.
  3. ¿Tienes alguna mascota en casa? Vete presentando poco a poco a tu bebé, incluidos todos los nuevos trastos que has comprado. Tu perro o gato se tienen que acostumbrar poco a poco. Ten al día las vacunas de tu mascota.
  4. Los primeros meses tienes que tener mucha paciencia. Debes empezar a conocer las necesidades de tu hijo.
  5. Cuidados diarios de tu bebé: Podemos utilizar un lavado nasal con agua de mar para limpiarle los orificios de la nariz (podemos usar una perita para sacar los mocos). Limpiar los ojos con gasas húmedas. Hay que limpiar las orejas sin bastoncillos. Hay que limpiar los pliegues situados en los muslos y el culito.
  6. El cordón umbilical se suele desprender después de unos 10-15 días, y unos 5 días después se produce la cicatrización de la herida. Hay que mantener el cordón umbilical fuera del pañal para que se seque antes. Se cura con antiséptico hasta que cicatrice (con alcohol de 70 grados o clorhexidina).
  7. La piel de un bebé es muy delicada. Hay que vestirle con ropa de algodón. Toda la ropa del recién nacido debe ser cómoda, tanto para él como para los padres, que deben ser capaces de quitársela con facilidad.
  8. Si no puedes amamantar a tu bebé, tu médico te dirá como alimentar correctamente a tu hijo. Las tetinas tienen que simular perfectamente el pezón materno. ¿Cómo se prepara un biberón? Nos lavamos las manos. Utilizamos agua mineral o agua hervida 10 minutos. Llenamos el biberón de agua y dejamos que se enfríe. Añadimos la leche en polvo (por cada 30 cc de agua echamos un cazo de leche pequeño). Mezclamos el agua y la leche en el biberón. Si el bebé no se termina el biberón, no guardes lo que sobre. Más información en Lactancia y Alimentación de bebés.
  9. Si bañas a tu hijo todos los días por la tarde, le ayudara a relajarse y a dormir mejor. Hay que verificar la temperatura del agua, y empezar lavándole la cabeza. Tenemos que sujetar al bebé boca arriba y dejar correr el agua por su cabeza, evitando que le entre en los ojos (frotamos con suavidad). Luego metemos el resto del cuerpo en el agua y le lavamos sin jabón durante las primeras semanas. Le secamos con una toalla y luego le echamos crema o aceite. Hay que usar un champú para niños para limpiarles el cabello. Después hay que peinarles con un cepillo suave.
  10. Es muy importante que los padres tengan un contacto físico constante con su hijo. Ayudará a crear un vínculo entre el bebé, la madre y el padre.
  11. La habitación del bebé tiene que estar a una temperatura de unos 20 grados, ser luminosa y con pocos ruidos.
  12. ¿Cómo podemos evitar irritaciones del culito del bebé? Debe mantenerse limpio y seco siempre, evitando la humedad para que no se produzcan irritaciones y dermatitis. Es muy importante elegir un buen pañal, que absorba toda la orina y limpiar muy bien al bebé cada vez que se la cambie de pañal. Lo mejor es utilizar una toallita húmeda y una crema protectora.
  13. Un bebé duerme durante las primeras semanas unas 14, 20 horas diarias entre toma y toma  de comida. Sí es de noche y se despierta, intenta que se calme sin cogerlo entre tus brazos.
  14. La primera visita al pediatra se hace aproximadamente a los 10 días del nacimiento. 1 mes: controles semanales. 2 mes: controles quincenales. Después controles mensuales y a partir del año cada 6 meses. Hay que seguir el calendario de vacunas estrictamente.
  15. Es muy beneficioso sacar a pasear al bebé. Se reforzará su sistema inmunitario. Hay que abrigarle bien si hace frío. Sácale aunque llueva.
https://bebes.uno/como-recuperar-tu-figura-despues-del-parto-con-la-ayuda-de-una-pulsera-fitness/

Última actualización el 2024-02-24

Foto del autor

Ivan Benito

Apasionado de la lectura y los viajes, padre de unas niñas mellizas, experto en tecnología e informática y fan de los juguetes y productos infantiles que ayudan a los papas y mamás durante su duro y apasionante viaje por la paternidad / maternidad. Desde el año 2007, me he dedicado a crear páginas web sobre todo tipo de temáticas compartiendo mis conocimientos y opiniones. Si tienes alguna duda... ¡Pregúntame!

¿Tienes dudas sobre maternidad o sobre bebés? ¿Quieres conocer cuáles son los mejores productos para tu embarazo, los mejores juguetes y juegos para niños, o que necesitas para cuidar a tu hijo? Estás en un buen sitio. Déjanos tus comentarios y preguntas. Bebes.uno es soportado por sus lectores. Saber más.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.